Las autoridades del país nórdico cerraron al público el área cercana al Volcán Bardarbunga luego de detectar varios sismos.

La región aislada no tiene habitantes permanentes, aunque es visitada por una gran cantidad de turistas y se encuentran a más de 300 km de su capital, Reykjavic.

A mediados del 2010, Islandia sufrió la erupción del volcán Eyjafjallajokull, la cual produjo cenizas que terminaron causando interrupciones en los vuelos que circundaban gran parte de la región escandinava.

La Agencia Nacional de protección civil, aseguro que solo es una medida de precaución.

Matias Narracci