Desde el 2006, a falta de una ley nacional que regule la industria del iGaming en Argentina, varias provincias han dado el paso para permitir las apuestas online. Esto ha tenido un impacto positivo en el sector, por lo que se espera que crezca exponencialmente en los próximos años.

América Latina le ha abierto las puertas a varias empresas europeas dedicadas a los juegos de azar en línea y las apuestas deportivas online. Al permitirles la expansión, han colaborado en brindar beneficios a muchos jugadores de la región que ahora cuentan con acceso a una amplia variedad de opciones para poner a prueba su suerte. Esto también ha incentivado el nacimiento de nuevas plataformas de iGaming locales, que a través de sus ofertas de bonos y promociones, buscan captar la atención de los apostantes.

Por todo esto y más, se espera que las apuestas deportivas en Argentina despeguen y alcancen nuevos horizontes. Más allá de ser un sector atractivo por el potencial de ganancias que puede generar a los afortunados, es una industria de entretenimiento que ha evolucionado para adaptarse a las necesidades de las nuevas generaciones.

Se nota el potencial de crecimiento del juego online en Argentina

En septiembre del año pasado, el mercado total del juego en Argentina se estimaba en 415 millones de dólares, según Gaming Innovation Group. Solo el 7 % del mercado total corresponde a operaciones en línea, por lo que existe un importante potencial de crecimiento en el sector del juego en línea.

Concretamente, en la ciudad de Buenos Aires, los ingresos fiscales de los casinos físicos se desplomaron ante los impactos de la pandemia del COVID-19. Los funcionarios del gobierno esperan que, a través del juego online, puedan ingresar unos 5 millones de dólares al año en concepto de impuestos.

A pesar de no ser una cantidad equiparable a las ganancias de otros años, sigue siendo un apoyo fiscal para el país en el estado actual de su economía.

Los impuestos sobre el juego online se duplican con creces

A finales del 2020, el gobierno nacional de Argentina aprobó una tasa impositiva más alta para el juego online. Los impuestos sobre el juego online aumentaron del 2 al 5 por ciento.

Las apuestas en el béisbol estadounidense comenzaron a expandirse en la región. Otros deportes populares entre los apostantes argentinos han demostrado ser el fútbol (ya sean competencias nacionales o internacionales), la NBA, y el pádel; este último ha sido el que mayor proyección ha ganado en los últimos años.

Historia de la legislación de apuestas deportivas en Argentina

Las apuestas en las carreras de caballos se remontan al siglo XIX, mientras que las loterías eran populares incluso antes. La primera lotería legal en Argentina tuvo lugar en 1812, poco después de que el país se independizara de España. En 1876 se construyó el Hipódromo Argentino. En la actualidad, sigue siendo un hipódromo y un casino. En 1893, la «Ley 2989» concedió privilegios especiales a la ciudad de Buenos Aires, pero un par de años más tarde, la «Ley 3313» resolvió una disputa entre la ciudad y el gobierno nacional y cambió el nombre del juego por el de Lotería Nacional de Beneficencia. Hacia 1900, la Lotería Nacional era tan popular que el número de quioscos de apuestas había aumentado de 120 a 520.

Los casinos, que a veces contenían apuestas deportivas, han sido populares desde el siglo XIX. El primer casino de Mar del Plata, el Hotel Bristol, se construyó en 1889. Le siguieron el Casino Central y el Gran Hotel en 1936, aunque el Estado adquirió un mayor control sobre el juego en los casinos en esa época. Los billetes de la Lotería Nacional de Beneficencia comenzaron a venderse en los casinos y centros recreativos en 1944. Desde 1955 hasta 1990, se construyeron 23 casinos terrestres diferentes.

El City Center Rosario es el mayor casino de Sudamérica. El Casino Trilenium en Tigre, el Casino Iguazú en Puerto Iguazú, el Casino Flamingo en Merlo y el Casino Rambla en Mar Del Plata. El Hipódromo de Palermo y el Hipódromo de San Isidro son grandes hipódromos de Argentina. Aunque ninguna ley nacional regula los casinos en línea, las casas de apuestas deportivas y los sitios de póquer, los argentinos disfrutan del juego en línea en virtud de diversas leyes estatales y locales.

Últimas palabras

Si algo se puede sacar de esta información, es que ahora es el momento propicio para subirse al tren de las apuestas deportivas online en Argentina. La industria está despegando, y se está convirtiendo en un referente para los mercados iGaming de otros países de la región. Si quieres apostar a tus atletas o equipos favoritos, primero familiarízate con los deportes que más te gustan, y asegúrate de elegir un sitio de apuestas seguro y confiable.