Unas 13 mil familias han huido de la capital Libia, desde mediados de Julio, por el conflicto civil que vive el país, según informó el gobierno regional.

Desde la caída de Muamar al Gadafi, en 2011, la nación nor-africana, vive en una ola de violencia constante, por los enfrentamientos entre milicias islámicas y el gobierno Libio actual.

La toma del Aeropuerto, el sábado pasado y el incendio de las casas de varios funcionarios acrecentó la desesperación de la población capitalina, quienes intentan alejarse de este territorio de conflicto por todos los medios posibles.

El presidente de Francia Francois Hollande, pidió apoyo excepcional a la ONU, a fin de que “el terrorismo no se expanda por toda la región”.

Matias Narracci