La balanza comercial registró en abril un superávit de 252 millones de dólares, lo que implica una baja de 69% frente al mismo mes del año pasado, según informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

A su vez, con el resultado de abril las exportaciones y las importaciones suman 17 meses consecutivos con datos negativos.

En abril, las exportaciones cayeron 19% y se ubicaron en 5.231 millones de dólares, mientras que las importaciones se redujeron 12% a 4.979 millones de dólares.

En el primer cuatrimestre el saldo comercial es de 420 millones de dólares, un 57% inferior al que se obtuvo en el mismo período de 2014.

En lo que respecta a las exportaciones, la serie de datos negativos se inició en diciembre de 2013 con una caída interanual de 13%.

En distintas apariciones públicas, el Ministro de Economía, Axel Kicillof, adjudicó esta situación a una presunta caída de la actividad en países que comercian con la Argentina.

Para el Indec la disminución de 19% se debe exclusivamente a una baja en los precios de los productos que vende el país.

Las ventas de manufacturas de origen industrial se redujeron 20% a 1400 millones de dólares, las de origen agropecuario 19% a 1.434 millones, la de productos primarios 9 por ciento a 1.434 millones, y la de energía 63% a apenas 144 millones.

Respecto de las importaciones, el resultado de abril también revela 17 meses seguidos con datos negativos desde diciembre de 2013 cuando se produjo una retracción de 5%.

Para el organismo, la caída del mes en estudio obedece a una baja de 9% en precios y 3% en cantidades.

No obstante, el único dato positivo es que las importaciones de bienes de capital subieron 8% a 1.022 millones de dólares. Sin embargo, las de piezas y accesorios para bienes de capital se redujeron 11% a 90 millones.

Las compras de bienes intermedios bajaron 2% a 1.540 millones, las de bienes de consumo 1% a 533 millones, la de vehículos automotores 23% a 250 millones y las de energía 46% a 619 millones.