El ex capitán de la selección italiana fue embargado por un total de 900 mil euros por un presunto fraude con una compañía que tiene con su esposa.

La Guardia de Finanza italiana fue quien confiscó bienes al ex jugador de la selección italiana. La medida cautelar fue dictaminada por el juez de instrucción de Nápoles.

Fabio Cannavaro y su mujer, Daniela Arenoso, poseen una compañía que alquila barcos de lujo, llamada FD Service.

La Justicia italiana investiga un presunto sistema fraudulento relacionado con la empresa de esta pareja. El fisco napolitano viene investigando a la pareja desde 2011 por una presunta “naturaleza simulada”, es decir que estos barcos de lujo eran utilizados por la pareja para uso y disfrute personal. Y de esta manera evitaba el pago de impuestos por las embarcaciones.

Según la justicia napolitana la pareja evadió por cerca de un total de un millón de euros, motivo por el cual se embargaron bienes inmuebles por un total de 650.000 euros y un yate Itama 38 de 180.000.