Las empresas agrupadas en la Cámara Argentina de Industrias Electrónicas, Electromecánicas y Luminotécnicas (CADIEEL) invirtieron 40 millones de pesos para sustituir las importaciones en el sector. Esperan abastecer la totalidad del mercado y crear empleo calificado.

La CADIEEL anunció que los fabricantes argentinos de baterías y cargadores para productos tecnológicos, como teléfonos celulares, tabletas y equipos informáticos portátiles, podrán proporcionar los productos necesarios para todo el país.

Los fabricantes pertenecientes al grupo ya invirtieron 40 millones de pesos para lograr este propósito y planean desembolsar 140 millones de pesos más. Ese dinero servirá para crear más de 400 empleos en búsqueda de sustituir las importaciones de los accesorios para dispositivos móviles.

“Se trata de un grupo de empresas que en su conjunto invirtieron en infraestructura, incorporar tecnología, capacitación y mejorar sus procesos para lograr un estándar internacional que les permite ser competitivas”, explicó el presidente de CADIEEL, Jorge Luis Cavanna.

El directivo detalló que esperan suplantar el 100% de las importaciones de cargadores en el plazo de un año. Mientras que para las baterías se propuso un programa progresivo que, en un lapso de entre dos y tres años, permita fabricar en el país el total demandado por el mercado.