La directora de la revista, Ingrid Beck, denunció que la red social censuró la portada de la edición 317. La imagen mostraba al sumo pontífice con los labios pintados y luciendo unos aros, acompañado por el título: “¡Putazo!”

“Facebook me bloqueó mi página por tres días. Pero sigue permitiendo que se publiquen cosas así. Hablemos de censura”, expresó la directora de la Revista Barcelona, Ingrid Beck, en su cuenta de Twitter.

El posteo hizo referencia a lo ocurrido luego con su cuenta de la red social luego de subir la tapa de la edición número 317. En esta se encontraba al Papa Francisco con los labios pintados y usando aros bajo el rótulo: “¡Putazo!”.

Como dejó ver el tuit Facebook no permitió que la periodista abra su cuenta por 72 horas. Sin embargo, dejó que otros usuarios escriban insultos con fuertes tintes xenofóbicos y machistas hacia ella.

En ocasiones anteriores el sitio ya había re retirado material propagado por el medio. “Por más que no es la primera vez, a la censura y al insulto nadie se acostumbra”, dijo Beck defendiendo su postura.

Aún no se han pronunciado al respecto por parte de la compañía.