La red social de Mark Zuckerberg introdujo una herramienta que permite decidir a los usuarios quién controlará su perfil cuando mueran. Si bien permite publicar mensajes y subir fotos, restringe algunas de las posibilidades del sitio.

Cuando una persona fallecía había dos opciones en Facebook: notificar su estado y cerrar automáticamente la página o dejarla en manos de un familiar, a modo de homenaje, sin chances de modificar nada. La compañía desarrolló una tercera opción que da la posibilidad de que un amigo la gestione cuando llegue la hora.

La persona escogida para continuar con el perfil podrá publicar en la biografía diferentes tipos de contenido, textos, imágenes, videos, como también cambiar y descargar las fotos de portada/perfil. Sin embargo, tendrá el acceso restringido a los mensajes privados que le lleguen a la casilla.

El usuario debe escoger en vida a quien quiere que siga su legado. Sólo basta con ir a Configuraciones, luego abrir la opción Seguridad y seleccionar Legacy Contact. Por el momento está disponible únicamente en Estados Unidos, pero la compañía declaró que llegará al resto del mundo en breve.