Después de 28 años al frente del grupo financiero, el banquero español falleció anoche a los 79 años de un ataque cardiaco.

La comisión de nombramientos y retribuciones y el consejo de administración del banco se reuniran hoy para decidir quien será el sucesor.

Su deceso causa distintas reacciones en el ámbito internacional pero en términos generales, todos adhieren y destacan su larga trayectoria profesional y los avances que logró con su trabajo en la expansión de Santander.

Emilió Botín era Licenciado en Ciencias Económicas y Derecho en la Universidad de Deusto y llamativamente, continuó con una larga tradición familiar: era bisnieto, nieto, hijo, sobrino hermano y padre de banqueros.

Jessica Martinez