Luego de un primer capítulo en donde no ocurría nada, Fear The Walking Dead reapareció el domingo pasado, con su segundo episodio, borrando el mal sabor de boca que nos había dejado su estreno.

“60 segundos de nada”, fue la frase más usada, el domingo 23 de agosto, luego del lamentable estreno de Fear The Walking Dead, la serie más esperada de este 2015. Aun así, solo en Estados Unidos, 10 millones de personas vieron el primer capítulo llamado “Pilot”, siendo la primera serie por cable en superar, en espectadores,al futbol americano.

Muchos señalaron que la causa de este penoso estreno, se debía a la falta de originalidad y carisma en lo personajes. Salvo algunos momentos de brillante Nick Clark, el hijo drogadicto de Madison Clark, todo lo demás resultó bastante tedioso.

Aun así, y a pesar del mal sabor de boca dejado por el estreno de la serie,millones de fanáticos del género zombie, se ubicaron, el domingo pasado, en sus sillones, ansiosos por ver el segundo capítulo de la serie. Afortunadamente, “So Close, Yet So Far” logró mostrar signos de recuperación, y aunque todavía no perfecta, la serie empieza a tomar vuelo, y comienza a construir, con cierta elegancia, los momentos iniciales, de lo que posteriormente será una apocalipsis zombi.

Aunque sea un poco apresurado sacar conclusiones, se puede decir que, al igual que su serie madre (TheWalkingDead), a la cual le tomó 5 temporadas afianzarse por completo, Fear The Walking Dead es una serie que se cocina a fuego lento.

Habrá que ver como continua esta microtemporada, que cuenta con tan solo 6 capítulos. De momento, su tercer episodio, “TheDog”, será postergado para el 13 de septiembre, con motivo de la celebración del Día del Trabajo en Estados Unidos.

Gabriel Sarti