República Checa retuvo la corona del torneo femenino de selecciones remontando el 1-2 que dejó match point a Rusia gracias a María Sharapova. Pero los dos triunfos de la reciente subcampeona del Elite Trophy, el último al lado de Strycova, hizo que festejaran en Praga.

La número once del mundo en singles y 46 en dobles debió remontar en el doble ante Elena Vesnina (8°) y Anastasia Pavlyuchenkova (27°) – quien perdió tres puntos – ya que cedieron el primer set por 6-4, pero con el 6-3 y 6-2 final lograron el noveno trofeo.

Curiosamente quien más winners tuvo perdió cada set, siendo ese mismo riego el que el que les dio mayores errores no forzados que costaron la derrota. Sumando las dos horas con nueve minutos finales de juego, las checas tuvieron seis tiros ganadores más (34 a 28) y cinco errores no forzados menos (23 a 28), además que forzaron doce fallos más (25 a 37).se llamara ensaladera tambien

En el servicio las dos duplas tuvieron 70% de efectividad, y aunque las campeonas tuvieron cinco aces frente a solo uno, lograron un break point menos (9 a 10), aprovechando la mitad de ellos y perdiendo solo tres veces su servicio.

La jornada había comenzado con el triunfo de Sharapova (4°) contra Petra Kvitova (6°) por 3-6, 6-4 y 6-2 luego de haber estado set y break abajo en el segundo, vengándose de la caída en semifinales del Masters de Singapur hace unos días.

Ambas rondaron la mitad de los puntos ganados con el primer servicio y varias dobles faltas (ocho para la local y seis para la ex número uno del mundo), pero los 37 errores no forzados de la campeona para su país de la Copa Hopman 2012 – quince más que su rival – pesaron más que sus 27 winners.

Después Pliskova tuvo su primera celebración por 6-3 y 6-4 sobre Pavlyuchenkova (28° en singles) con nueve aces y más del dobles de tiros ganadores (38 a 15). La rusa, que venía de ser finalista en Moscú y antes campeona en Linz, perdió esta racha de nueve triunfos en diez partidos al ser reemplazante de la lesionada Ekaterina Makarova, y estuvo en las tres derrotas de su equipo.

La última final que había llegado a un quinto punto había sido en 2011, entre estos mismos países y con el mismo resultado, aunque en Moscú. Es el octavo festejo desde 1975, y el cuarto en los últimos cinco años. El próximo año comenzarán visitando a Rumania el 6 y 7 de febrero.

Rusia tiene solo cuatro coronas, pero todas conseguidas en los últimos once años. Aunque también habían llegado a otras cinco finales, en 2014 debieron jugar el repechaje por mantenerse en el Grupo Mundial I ante Argentina. La próxima serie será en casa ante Holanda.