El suizo venció a Stanislas Wawrinka (9°) por 6-4 y 6-2 tras menos de dos horas en la semifinal del sexto Masters 1000 del año, y mañana a las 11hs buscará su cuarto trofeo de la temporada ante Novak Djokovic (1°).

El número dos del mundo comenzó en desventaja ya que perdió su primer servicio, pero luego no volvió a correr riesgo con su saque – Wawrinka ganó solo dos puntos con la devolución en el segundo set – , además de romper cuatro veces en total.

Mientras que en el primer parcial el campeón en Channai y Rotterdam – y semifinalista en el Autralian Open – ganó el 86% de puntos que jugó con el primer servicio, solo el 30% con el segundo. Para el segundo periodo el reciente campeón en Estambul tuvo 92% de efectividad con el primer saque y 80% con el segundo.

El finalista en 2003, 2006 y 2013 tiene ventaja de 16-2 con quien fuera campeón en Beijing 2008, siendo este el primer enfrentamiento en el año. En polvo de ladrillo el historial está 4-2, habiendo sido en esa superficie la última caída en la final de Montecarlo 2014.

Roger irá en busca de uno de los dos Masters 1000 que no pudo conseguir (junto al de Mónaco) frente a Djokovic – quien superó a David Ferrer (8°) por 6-4 y 6-4 -, quien lleva 22 victorias seguidas, pero la última caída fue ante el suizo en la final de Dubái. El historial está 20-18 para el de Basilea, aunque la última vez prevaleció Nole en la definición de Indian Wells. El número uno del mundo ganó las únicas dos veces que se vieron en Roma, pero pierde por 3-4 en cancha lenta.

Más tarde se decidió que la final femenina, que comenzará a las 8:30hs, sea entre Carla Suárez Navarro (10°) – superó a Simona Halep (2°) por 2-6, 6-3 y 7-5 – y María Sharapova (3°), quien subirá una posición en el ranking luego del 7-5 y 6-3 a Daria Gavrilova (78°), quien había llegado desde la clasificación. El historial está 3-1 para la rusa – este año le ganó en Brisbane – , pero nunca se vieron en cancha lenta.