El ex líder del ranking alcanzó la final del Masters 1000 de China eliminando a Novak Djokovic (1º) por 6-4 y 6-4 tras poco más de una hora y media. Mañana a las 5:30hs buscará el título ante Gilles Simon (21º).

El suizo finalizó con ocho aces (cinco tuvo Nole) y la única doble falta del partido, mientras que le bastó una rotura en cada set para llevarse el partido, aunque necesitó diez break points en total. Del lado de enfrente hubo una sola chance de romper en el primer set, que fue salvada sin inconveniente.

El tercer cabeza de serie – que gracias a la caída de Rafael Nadal en la segunda ronda será el número dos del mundo – tenía como mejor logro la final de 2010, y dos años después había llegado hasta la semi, siendo éste uno de los pocos Masters que no ha ganado (solo le falta Montecarlo y Roma).

Ahora el historial está 19-17 para Federer, 14-13 en cemento y 3-2 este año luego de que el bicampeón defensor ganar el último antecedente en la final de Wimbledon y de Indian Wells (el helvético había prevalecido en las semis de Dubái y Montercarlo).

El ganador de 17 Grand Slam, que además suma 22 coronas de Masters 1000, jugó ocho finales en 2014, ganando en Cincinnati, Halle y Dubái, pero perdiendo en Toronto, Wimbledon, Montecarlo, Indian Wells y Brisbane. Simon – que le ganó a Feliciano López (21º) por 6-3 y 7-6(1) – estará en su segunda final de Masters 1000 luego de haber caído en Madrid 2008 con Andy Murray, y además será su primera final en la temporada luego de que en 2013 se consagrara en Metz (perdió el título de Eastbourne ante Feliciano).

Sus mejores logros este año habían sido la reciente semifinal en Tokio y la de Niza que perdió con Federico Delbonis. Además en China lo más lejos que había llegado había sido los cuartos de final en 2009, por lo que ya se aseguró entrar al Top 20, y de ganar pasará el corte de los mejores quince. El historial entre los finalistas está 4-2 para Roger, pero 2-2 en cemento luego de que el francés ganara los dos primeros enfrentamientos en Toronto y el Masters de fin de año cuando era en Shangai, ambas veces en 2008. El ex número uno remontó al ganar en el Australian Open y Miami 2011, y en Roma y Roland Garros 2013.