Después de dos finales perdidos, el número dos del mundo pudo festejar en Basilea, esta vez tras vencer en la final a David Goffin (28º) por 6-2 y 6-2 tras solo 51 minutos. Además se acercó a Novak Djokovic (1º), que defiende 2500 puntos en las próximas dos semanas.

Roger perdió solo cinco puntos con su saque, nada más que uno en el primer set donde quebró de entrara gracias a una doble falta del belga (terminó con cuatro y seis aces), y luego volvió a hacerlo en el quinto juego. En el segundo set terminó con cinco games en fila, ayudado por sus tres aces (finalizó con cinco) y el 65% de primeros saques (en promedio tuvo 59%).

Esta era la segunda vez que enfrentaba al belga ya que en la cuarta ronda de Roland Garros 2012 lo había eliminado en cuatro sets. Roger, que había perdido las pasadas dos finales con Juan Martín del Potro, jugó hoy su novena definición consecutiva ya que también se había consagrado entre 2006 y 2011, salvo en 2009 cuando Djokovic le cortó la racha.

Ahora quedó a casi 2300 puntos del serbio, quien la semana que viene deberá defender el título en el Masters de Paris-Bercy y luego el Torneo de Maestros en Londres. Federer – semifinalista el año pasado en Francia – debutará en la segunda ronda ante Jeremy Chardy (34º) o Kenny de Schepper (119º). El subcampeón enfrentará a Lukas Rosol (30º).

Goffin, quien no defendía puntos, perdió su primera final luego de las consagraciones este año en Metz y Kitzbühel, y con estos 300 puntos que ganó quedará cerca del puesto 21, su mejor posición histórica. Además llevaba 16 victorias seguidas y esta es apenas su tercera derrota en 46 partidos ya que este año también ganó los Challengers de Mons, Tampere, Poznan y Scheveningen.