El suizo sufrió una molestia en la espalda que lo obligó a bajarse a minutos de salir al O2 Arena de Londres para jugar la final del Masters ante el número uno del mundo. El serbio – que jugará un partido exhibición con Andy Murray – sumó su cuarto trofeo y tercero consecutivo.

Roger, que había comenzado la semana con la intención de ganar el título invicto para aspirar a terminar el año como número uno, lo que no pudo ocurrir ya que Nole no debía llegar a tres victorias, venía de casi tres horas de partido (el más largo del certamen) ante Stanislas Wawrinka (4º) por 4-6, 7-5 y 7-6(6) después de salvar cuatro match points.

El campeón en Cincinnati y Shangai, que perdió la final de Wimbledon ante el serbio, todavía debe jugar la final de Copa Davis ante Francia la semana próxima en Lille. Novak, campeón en el Grand Slam inglés además de Indian Wells (también ante Federer), Miami, Roma y recientemente en Paris, cae 17-19 en los antecedentes ante el de Basilea, con derrotas este año en Dubái, Montecarlo y cuatro semanas atrás en Shangai.

En este torneo había ganado los tres partidos de round robin ante Marin Cilic (9º), Wawrinka y Tomas Berdych (7º), todos ellos en sets corridos con solo nueve juegos perdidos. En la semifinal de ayer ante Kei Nishikori (5º) había perdido su primer parcial pero pudo ganar por 6-1, 3-6 y 6-0.

Con este cuarto título el número uno saltó hasta la cuarta posición entre los más ganadores de este torneo, lugar que comparte con Illie Nastase (quien además perdió la final de 1974 con Guillermo Vilas en Melbourne), por detrás de Roger con seis títulos y tres finales (también había perdido dos años atrás con Djokovic y en 2005 con David Nalbandian), a quien lo escoltan Ivan Lendl y Pete Sampras con cinco festejos.

Más temprano los hermanos Mike y Bob Bryan le habían ganado a Ivan Dodig y Marcelo Melo el título de dobles por 6-7(5), 6-2 y 10-7 para conseguir su cuarto título (también en 2009, 2003 y 2004, esta dos últimas veces en Houston), luego de haber perdido el año pasado la definición con David Marrero y Fernando Verdasco (también habían sido subcampeones en Shangai 2008).