El diputado nacional por Unión PRO Federico Sturzenegger alertó que «siguen estando muy en riesgo los canjes de 2005 y 2010», por la falta de resolución del litigio que la Argentina mantiene con los denominados fondos buitre.

«Este fallo, puntualmente, no tiene mucha relevancia ni mucho impacto. El default en sí se va viendo en las consecuencias como el dólar a casi 16 pesos, que se debe a la falta de financiamiento alternativo y el clima en general de la Argentina se ha deteriorado», evaluó.

En cuanto a la Ley de Pago Soberano, Sturzenegger sostuvo que la norma «es solamente para que (el ministro de Economía, Axel) Kicillof tenga dónde poner la plata el 30 de septiembre, pero no veíamos que eso se transformara en un pago a los bonistas».

«Eso parece que no va a ocurrir porque el BoNY (Bank of New York Mellon) no le pasa los datos (al Banco Nación) y eso no lo puede hacer. Al final todo resulta una gran trasnochada para que el Gobierno mantenga la ficción de que no está default», agregó.

Para el legislador, el Gobierno «va a esperar hasta enero», cuando vencerá la cláusula RUFO que le impide a la Argentina pagar lo que reclaman los holdouts y «después será un gran signo de pregunta».