Federico Sturzenegger está feliz por el dólar

Federico Sturzenegger está feliz por el dólar

A juzgar por lo ocurrido hasta ahora, Sturzenegger tiene motivos de festejo: ante los temores vinculados a un dólar con imparable rumbo ascendente, fue el propio mercado el que detuvo la escalada, sin que el Central tuviera que vender un solo billete.

Fue así que el jueves, tras ocho ruedas consecutivas en alza, cayó cinco centavos y cerró a $17,10.

Pese a que durante la jornada se observó otra vez un billete muy demandado (el interbancario llegó a un máximo de $17,35), con el correr de las horas aparecieron vendedores que hicieron que la mayor oferta ponga fin a la seguidilla de alzas.

«El BCRA no intervino para nada y eso fue muy sano. Fueron tres bancos (dos extranjeros y uno nacional) los que enviaron órdenes para desarmar posiciones en dólares, cuando su valor llegó a $17,35 para el mayorista durante la rueda», asegura Fernando Izzo, de ABC Cambios, a iProfesional.

«Esto, ya que consideraban que el precio estaba ‘pasado de rosca’ y que en algún momento iba a detenerse», completa.

Según los traders de la City, luego de que esos bancos comenzaran a intervenir, otros salieron a vender, al interpretar que se había llegado a un techo. Así, empezó a bajar.

El mercado, en general, rescató como «positivo» que este freno en la escalada haya sido producto de negociaciones entre oferentes y demandantes.

«Si el Central hubiese tenido que intervenir, hubiese dañado la confianza y el desarrollo de las próximas ruedas, «, expresa una fuente a iProfesional.

En el circuito minorista, el dólar perdió tan sólo dos centavos para llegar a $17,38 promedio, según el relevamiento realizado por el BCRA entre las entidades del microcentro.

,