«Me tengo que avocar a la presentación del día de hoy de Arroyo Salgado. Computar con las pericias que se ha exhibido por cada experto y su especialidad: toxicológico, autopsia e histopatológico. Luego veremos si coinciden o no unos con otros», dijo la fiscal, minutos después de la presentación de Arroyo Salgado. «La doctora Salgado no es médica, yo tampoco. Nos valemos de expertos», agregó.

A su vez, consciente de las repercusiones que genera la causa, afirmó: «Todo el mundo opina. Yo no voy a hablar de presión porque me limito a ser respetuosa, a trabajar con cautela. Sigo trabajando en forma ardua porque la investigación la tengo yo, todas las pruebas las pedí yo, todas las diligencias las practiqué yo y todo fue encausado por mi».

«Mi función es investigar, descubrir la verdad y las pruebas me lo permiten. Soy transparente y honesta. No me preocupa la opinión pública. Cada persona tiene la liberad de pensar como quiera. Mi trabajo es investigar», concluyó.

La fiscal que investiga la muerte de Nisman llamará a declarar a los peritos de parte de la jueza Arroyo Salgado, que afirman que el fiscal fue asesinado. «Que me expliquen cómo llegaron a esas conclusiones», dijo.