Una fiesta organizada por jóvenes en Moreno terminó con la vida de una persona y dejó a otras 14 heridas. Hay también adolescentes desaparecidos que son intensamente buscados por familias que temen lo peor.

Lo que debía ser una fiesta por la llegada de la primavera terminó en una tragedia: un joven fue baleado en el pecho al quedar en medio de un confuso hecho sucedido en Moreno.

Según los testigos, la celebración se desarrollaba con normalidad, cuando un grupo de al menos 40 personas irrumpió en el lugar y comenzó a robarle las pertenencias a los invitados.

Las fuentes policiales indican que, además, se encontraron grandes cantidades de alcohol y hay sospechas de que también hubo venta de drogas dentro del predio. El lugar, fue alquilado por un grupo de jóvenes con la excusa de celebrar un cumpleaños para 100 personas, pero se estima que casi 500 chicos estuvieron presentes, entre ellos varios menores. Además, trascendió que la dueña del lugar lo alquiló sin saber la magnitud de la convocatoria.

El muchacho muerto fue identificado como Nicolás Matías Rivero, de 19 años. Fue hallado por la policía sobre la ruta 23 entre 2 de abril y La Pinta con una herida en el tórax. Más tarde, lo llevaron al hospital donde llegó sin vida.

Además hubo al menos 14 heridos y también algunos desaparecidos, entre ellos Pedro García, de 14 años y Alan Rodríguez, de 16.

Norma, vecina de la zona, comentó que le dio refugio a unos 40 chicos de entre 13 y 15 años que escapaban del lugar, aterrados por la balacera que se había producido.»Me pedían ‘por favor, señora, ayúdenos’” relató la señora.

La fiesta fue convocada a través de un evento de Facebook y se la llamó “Proyecto XXX”, en alusión a una película estrenada en 2013. Según los investigadores, los organizadores cobraron una entrada de entre 30 y 40 pesos o la compra de una consumición. Pero alrededor de las 2 AM la fiesta terminó con el ingreso de bandas delictivas de la zona que pretendía robarles las pertenencias a los jóvenes.