La empresa que en 2003 fundó la aerolínea FlyBaboo en Ginebra, aterriza en Argentina con el nombre de Flybondi y según anunció su CEO Julian Cook, en dos semanas formalizarán el pedido de rutas aéreas para comenzar a funcionar el tercer trimestre del próximo año.

En una nota publicada por La Nación, el ejecutivo de la firma anticipó que se evalúa utilizar aeropuertos alternativos en el área metropolitana como la base aérea El Palomar, Morón y el aeropuerto de La Plata.

Las aerolíneas de bajo costo que funcionan en distintos países del mundo habitualmente utilizan aeropuertos alternativos y distantes de los grandes centros urbanos para abaratar costos y esa situación no relega el interés de los usuarios que se adaptan a esos cambios y a viajar mayores distancias por vía terrestre para llegar a los grandes conglomerados o destinos de interés.

Cook dijo que se analiza utilizar aviones Airbus 320 de 180 asientos o los Boeing 737 800 de 189 asientos.

En la audiencia con la autoridad de aviación civil, la empresa pedirá las rutas para volar a Bariloche, Neuquén, Iguazú, Córdoba, Mendoza, Salta, Tucumán, Ushuaia, El Calafate, Comodoro Rivadavia, Resistencia y Río Gallegos.

En Bariloche actualmente solo realizan vuelos de cabotaje Aerolíneas Argentinas y Lan, a los que se suman servicios de la estatal Lade que recorre distintos puntos de la Patagonia.

Las tarifas aéreas es uno de los reclamos históricos del sector turístico de la ciudad e incluso el intendente Gustavo Gennuso volvió a insistir con esta situación dispar respecto de otros destinos en la Feria Internacional de Turismo.