El piloto suizo de la escudería Dams fue castigado por los comisarios debido a una salida peligrosa en los pits. De esta manera, pierde el tercer lugar logrado en Moscú y es relegado al noveno puesto, dejando a Nick Heidfeld arriba del podio.

Tras haber concluido el e-Prix de Moscú, los comisarios de la carrera decidieron sumarle 25 segundos en la clasificación a Sebastien Buemi, que se había hecho con el tercer lugar de la grilla y sumaba importantes puntos para seguir prendido en la lucha por el campeonato, pese a que su equipo había cometido un error durante el cambio de coche, haciéndolo esperar más tiempo que el necesario.

Justamente en ese cambio de coches, Buemi salió disparado desde los boxes y casi choca al coche de Nick Heidfeld, que estaba también saliendo de los pits rumbo a la pista. Debido a esa peligrosa maniobra, el suizo fue penalizado y cayó al noveno lugar del clasificador.

Por su parte, casualmente Nick Heidfeld, se vio beneficiado con esta situación. Es que tras haber terminado cuarto, logra un importante tercer lugar para escalar algunas posiciones en el campeonato.

Sin embargo, el mayor beneficiado de esto es el brasileño Nelson Piquet, que toma más ventaja en el campeonato que lidera con 128 puntos. Ahora su inmediato perseguidor es su compatriota Lucas Di Grassi, con 111 unidades. Buemi queda en tercer lugar con 105, una diferencia muy amplia teniendo en cuenta que sólo restan dos fechas.

En constructores, Dams pierde algo de ventaja, ya que ahora suma 187 unidades. Aún así, su ventaja parece insalvable, puesto que Audi aparece segundo con 143 puntos.