A Chinese trader looks at an electronic trading board at the Shanghai stock exchange July 22, 2005. China has revalued its currency and scrapped the yuan's peg to the U.S. dollar but an official Chinese newspaper sought to quash speculation that this would be just the first step in a long upward march for the currency. REUTERS/Aly Song

Tanto los mercados bursátiles, como las acciones bancarias y el precio del petróleo continúan con su descenso. Crece el temor de una nueva recesión a nivel mundial.

La economía global está atravesando una de las semanas más complejas en mucho tiempo. Otro día negro se registró en las bolsas más importantes de todo el mundo, arrastradas por la baja del precio del barril de petróleo y por la crisis en los bancos europeos.

Wall Street cerró el jueves con pérdidas. El Down Jones cayó un 1,6, el selectivo S&P 500 un 1,2% y el Nasdaq un 0,6%. El Barril de petróleo tuvo una caída histórica del 4,5% para ubicarse en 26,21 dólares.

En Europa, se repitió la situación de antes del repunte del miércoles. En Londres se registraron pérdidas del 2,4%, al igual que en Fráncfort (2,9%), París (4%), Madrid (4,9%) y Milán (5,6%).

El sector financiero tuvo una jornada terrorífica: en Francia, Société Générale cede 12,6% y BNP Paribas 6%. En Italia, Ubi Banka perdió 12,1% y BMPS 9,9%, y que en España Bankia cae 7,6% y BBVA 7,1%.

El índice Hang Seng perdió de Hong Kong retrocedió un 3,85% tras operar por primera vez en la semana.