Desde hoy, unos 1.200 efectivos de Gendarmería, Prefectura y Policía Federal se desplegarán por cuatro de los municipios más calientes del Gran Buenos Aires. Será la primera tanda de una serie que se expandirá hasta que el 5 de diciembre abarque a 33 distritos bonaerenses.

La escalada de la inseguridad provocó que el gobierno de Mauricio Macri arranque este plan que incluye 6.300 efectivos. La avanzada arranca en Avellaneda, Lanús, Lomas de Zamora y Quilmes. En 15 días, se sumarán Brown, Echeverría, Ezeiza, La Matanza, Morón y Mar del Plata, según el cronograma al que accedió Clarín. “El despliegue es por región para evitar que el delito se traslade al municipio de al lado”, indicó un funcionario. Mar del Plata, cada vez con índices de inseguridad más preocupantes- es la única ciudad del interior que recibirá fuerzas federales.

El envío de gendarmes y prefectos se acordó el 4 de octubre en una reunión entre Macri, la gobernadora María Eugenia Vidal y los ministros de Seguridad nacional y bonaerense, Patricia Bullrich y Cristian Ritondo. Se trabajará en la sintonía entre los tres actores -federales, la Bonaerense y las policías locales- para coordinar la tarea. Antes de cada despliegue, funcionarios nacionales, provinciales y municipales unificarán el “mapa del delito” del distrito para definir dónde y cómo actuará cada fuerza. Mañana habrá en Lomas de Zamora un mega operativo que mostrará juntos a efectivos de los tres niveles y una cumbre entre Bullrich, Ritondo, el secretario de Seguridad de la Nación Eugenio Burzaco y el intendente Martín Insaurralde.

En promedio, los municipios más poblados y con zonas críticas, recibirán entre 280 y 300 efectivos. Aunque no tendrán puestos fijos, la promesa del Gobierno nacional es que la “movilidad” será dentro de las fronteras de cada municipio. Los federales se ocuparán en tareas de “seguridad ciudadana”: harán patrullajes, operativos rotativos de control vehicular y presencia en zonas calientes. Los distritos pegados a Capital recibirán a la Federal. Los de zonas costeras, como Avellaneda y Vicente López, a Prefectura. Los gendarmes irán a los municipios del segundo y tercer cordón.