Fukushima: después del desastre, Japón reiniciará los reactores nucleares

Fukushima: después del desastre, Japón reiniciará los reactores nucleares

Japón retoma la energía nuclear. El Kyushu Electric Power Company anunció que volverá a arrancar un reactor nuclear en su planta de energía de Sendai, al sur del país.

Será el primer reactor en el país que volverá a entrar en funcionamiento bajo los nuevos requisitos de seguridad que se crearon a raíz de la catástrofe nuclear de Fukushima del año 2011. El reactor se iniciará para la generación de energía el viernes y debería alcanzar una producción máxima en un mes.

Sin embargo, muchos se oponen al reinicio del reactor. Decenas de manifestantes (incluyendo a Naoto Kan, primer ministro de Japón durante la crisis de Fukushima) se reunieron fuera de la planta de Sendai el día de ayer al grito de “no necesitamos las plantas nucleares”. Los que viven cerca de la planta de Sendai también tienen miedo de la reanudación de las operaciones de planta.

La preocupación recae en los volcanes activos que se encuentran en el área y que (se teme) podrían desencadenar una nueva crisis.

Allí por el año 2011, el terremoto y posterior tsunami causaron una fusión nuclear importante en la central de Fukushima en Dai-ichi, al noreste de Japón. El incidente fue considerado el peor desastre nuclear desde el de Chernobyl en el año 1986. Esto se debía a que la explosión generó que los materiales radiactivos de 3 reactores fueron liberados al medio ambiente circundante, empujando a más de 100 mil residentes a abandonar sus hogares.

Antes del incidente, casi el 30% de la energía de Japón provenía fuentes nucleares. Pero el desastre llevó a Japón a cerrar la totalidad de los 48 reactores nucleares. Dos de los reactores del país fueron puestos en funcionamiento brevemente para ayudar a la producción de energía de auxilio, con el último reactor operativo cerrado por mantenimiento en el 2013. El país ha estado sin energía nuclear durante los últimos 2 años y medio.

Al respecto, el primer ministro japonés Shinzo Abe está presionando para que retornen las centrales nucleares del país, ya que Japón ha dependido en gran medida de combustibles fósiles y la energía importada desde el incidente. Por ello, el gobierno fijó una meta del 20% para que la energía de Japón provenga de energía nuclear para el año 2030, y todos los reactores del país debe seguir las directrices de seguridad más estrictas presentadas por la Autoridad de Regulación Nuclear de Japón.

Dos de los reactores de Sendai, incluyendo el que entra en funcionamiento hoy, fueron considerados seguros en virtud de estos reglamentos (que se han consolidado el pasado mes de septiembre), mientras que se espera que el segundo reactor retome operaciones en octubre.

A pesar del “visto bueno” por las autoridades, las encuestas de opinión muestran que la mayoría de los residentes japoneses se oponen a un retorno de la nuclear. Casi el 90% de los ciudadanos afirman que sienten algún grado de ansiedad ante la posibilidad de otro desastre. La limpieza de la planta nuclear de Fukushima Daiichi también ha estado envuelta por numerosas fugas de radiación, y los costos asociados con el desastre se habrían alzado alrededor de los 58 mil millones de dólares.

Natán Gasparotti

@JerryOtti9