Un jugador de 23 años de edad perdió la vida a causa de un problema cardíaco.

Nuevamente cae un profesional haciendo su trabajo en un rectángulo. Esta ocasión fue en el país vecino. El futbolista chileno Carlos Barra murió en el pleno terreno de juego durante un amistoso que se disputaba entre su equipo, el Deportes Maipo, frente al Palestino. El jugador de 23 años de edad se desvaneció en el campo, a causa de un paro cardíaco.

El deportista sufrió la afección del corazón al minuto 20 del compromiso,  que  tuvo que ser finalizado en ese mismo instante. Al lamentable momento se presentaron efectivos médicos que intentaron salvarle la vida, sin tener la fortuna de poder resucitarlo.

No conforme con la situación, el resto del plantel tuvo que salir de la cancha a pedido de las autoridades y la trágica escena se alargó más de lo debido. El cuerpo del difunto tuvo que permanecer algunas horas en el sitio, a la espera que organismos de la justicia chilena autorizara el levantamiento del cadáver, como estipula la legislación de ese país.

El fallecido tenía poco tiempo con su escuadra. Apenas comenzaba a entrenarse recientemente con el Maipo, que milita en la segunda división del balompié austral. Barra también era profesor de educación física. Además, ya había sido parte de otros clubes profesionales de fútbol como el Deportes Temuco.

Según el equipo de fútbol, Barra había hecho todas sus pruebas físicas como el resto del grupo. Los exámenes arrojaban que estaba sanoa y apto para hacer deporte de alto rendimiento.

Andrés Moreau.