Los seleccionados sudamericanos disputaron un amistoso en el estadio Mané Garrincha, de Brasilia, con triunfo del equipo local. Al evento concurrieron más de 50 mil personas y se convirtió en el partido con mayor presencia de público en este deporte.

El fútbol sala pasó a jugarse a cielo abierto por primera vez en la historia. El domingo 7 de septiembre, Argentina y Brasil disputaron un amistoso que entró en el libro Guiness de los récords como el encuentro de Futsal con mayor cantidad de espectadores.

En un campo de juego montado en el centro del estadio Mané Garrincha, sede de la Copa del Mundo 2014, el seleccionado “Albiceleste” fue derrotado por 4 a 1 frente a la “Verdeamarela”, ante cerca de 55 mil personas. Este mismo estadio había sido el escenario del encuentro entre Argentina-Bélgica, correspondiente a los cuartos de final del último Mundial.

Además del récord de asistencia, el partido tuvo otra particularidad. Falcão, máximo goleador de Brasil en la historia del Futsal y elegido como mejor jugador del mundo en cuatro oportunidades, regresó a la selección brasileña tras haberse apartado hace un año por diferencias con la confederación.

ARVE Error: no id set

Santiago Rocca