En su primer discurso ante la cumbre de presidentes del G-20, Mauricio Macri manifestó que en «Argentina hemos dejado atrás muchos años de populismo y hemos hecho cambios revolucionarios». Asimismo, señaló que su gobierno quiere «generar confianza ante el mundo».

El jefe de Estado realizó, además, un fuerte llamado de alerta a sus pares que lo escuchaban: «Para lograr todo esto necesitamos un marco de transparencia, reglas de juego claras, financiamiento a largo plazo y bajo costo».

Tras el discurso de Barack Obama, el presidente argentino habló los 10 minutos que permite el reglamento de esta cumbre del G-20. «Buscamos generar las condiciones para la inversión y la generación de empleo. Sinceramos las estadísticas, levantamos el cepo cambiario, resolvimos la situación con los Holdouts», planteó.

«El futuro de la Argentina y de los países emergentes pasa por la educación», subrayó el exjefe de Gobierno de CABA, y agregó: «Necesitamos mucha infraestructura y para eso necesitamos financiamiento a largo plazo y bajo costo».

Macri hizo hincapié en que también su gobierno hizo «muchas reformas en poco tiempo».

Al finalizar el discurso, el presidente de China y anfitrión de la cumbre, Xi Jinping , se acercó a Macri para felicitarlo. «Celebramos el avance de la Argentina con el tema de la deuda soberana y le damos la bienvenida nuevamente a los mercados internacionales», expresó el primer mandatario chino.