La senadora nacional por el macrismo, Gabriela Michetti señaló hoy que no cree que el papa Francisco esté «cómodo» ante lo que consideró un «abuso» de parte del gobierno nacional, por la difusión del recibimiento que hizo el Sumo Pontífice a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y a su comitiva, mostrando fotos y videos y «forzándolo a aceptar una remera de La Cámpora».

«Mi interpretación es la siguiente: ante la posibilidad de ir a una crisis social importante, donde la pobreza siga creciendo y las personas en indigencia sigan teniendo cada vez más problemas de nutrición, el Papa va a tratar que el país llegue a las elecciones de 2015 en la situación más ordenada posible», sostuvo Michetti.