Luego de la victoria en las elecciones presidenciales, el ahora máximo referente del club de Liniers se fotografió con los hinchas más caracterizados del “Fortín”.

Raúl Gámez será nuevamente presidente de Vélez Sarsfield luego de vencer en las elecciones a la lista opositora que encabezaba Osvaldo Segade y que postulaba a José Luis Chilavert como primer vocal.

Tras la victoria se vieron fotografías del nuevo presidente junto a la barra brava del club. Gámez aclaró: «Yo no me escondo, los conozco a casi todos» y continuó diciendo que sus hijos fueron integrantes de ese grupo radical de la hinchada.

El máximo mandatario velezano se sinceró al decir que la foto no es beneficiosa para la sociedad. Pero argumentó que la barra evidentemente cuando salí me tomaron en andas. En el festejo me hicieron agarrar el bombo, pero no me arrepiento».

“Yo fui hincha de la hinchada hace 55 años atrás pero la sociedad era otra. No había drogas, no hacíamos negocio con esto de ser hincha” argumentó Gámez.

Gámez también arremetió contra el presidente de Independiente Javier Cantero al decir que no iba a ir en contra de la barra brava pero sí que iba a tener diálogo para pedirles que ayuden, ya que conoce a la mayoría.

«Nosotros no estamos para controlar las barras, hay que pedirle ayuda a la AFA y a los políticos que los llevan al Mundial. Los barras se pelean por un espacio en la hinchada para poder tener un lugar en la política, si van detenidos los salva alguien».