Con una cuota extra de sufrimiento, el conjunto de Manuel Pellegrini logró imponerse por 3-2 al Sunderland como local y alcanzó al Chelsea en la cima de la Premier League. Con Caballero, Zabaleta y Demichelis desde el arranque, los “Ciudadanos” se pusieron en ventaja gracias a los goles de Touré y Jovetic, pero se durmieron y la visita, con Vergini de entrada y un rato de Ricardo Álvarez,  igualó con los tantos de Rodwell y Johnson. Frank Lampard fue el héroe de la tarde y marcó el tanto definitivo para obtener la victoria.

En el “Etihad Stadium”, el Manchester City y el Sunderland abrieron el año con un partidazo a puro gol. Cinco gritos tuvo el cotejo, con situaciones varias y un estilo cambiante que hizo delirar a los fanáticos de los “Ciudadanos”, que finalmente arrancaron el 2015 con una victoria ajustada por 3-2 que les permitió llegar a los 46 puntos y quedar instalados en lo más alto de la Premier League junto con el Chelsea de José Mourinho.

Aunque el City, con Wilfredo Caballero, Pablo Zabaleta y Martín Demichelis entre los titulares y sin Sergio Agüero lesionado, mostró un predominio en las acciones, no pudo abrir el marcador en la primera etapa por la excelente labor del uno del Sunderland, Costel Pantilimon, que fue la figura predominante para que el partido no se volcara a favor del local.

La segunda mitad albergaría todas las emociones del partido. A los 11’, Yaya Touré sacó un estupendo derechazo desde la puerta del área grande que se metió en el ángulo superior derecho dejando inerte el esfuerzo del arquero por evitar lo inevitable. Un rato más tarde, Stevan Jovetic puso el 2-0 con una definición de taco que hacía presagiar que la historia empezaba a liquidarse y que los del “Ingeniero” iban camino a tres puntos seguros.

Nada de eso, el local se durmió y Sunderland en un abrir y cerrar de ojos igualó la historia. Rodwell achicó la diferencia y luego Johnson-de penal- le imprimió a la definición del partido la incertidumbre. Los Ciudadanos reaccionaron un par de minutos después de la mano de Frank Lampard, que había ingresado en la segunda mitad,  y con un cabezazo letal estampó el 3-2 definitivo para los de Pellegrini, que sostuvieron los once partidos sin caídas como local y llegaron a la cima de la Premiar League.