El francés superó al australiano por 6-3 y 6-2 y se coronó en el certamen sobre polvo de ladrillo portugués tras una hora y cuatro minutos de partido. Sumó su segundo título de la temporada y alcanzó el duodécimo en su carrera.

Richard Gasquet tuvo una semana excelente en Estoril y no derrochó la apertura del cuadro que tuvo tras las tempranas eliminaciones de los candidatos, mostrando por momentos un tenis superlativo donde solo cedió un set en el torneo en las semifinales ante el español Guillermo García López.

En el parcial inicial. Gasquet, 28° en el ranking y quinto favorito, no pudo doblegar a Nick Kyrgios sino hasta el sexto juego donde le quebró con un alto porcentaje de primeros servicios ganados (93% 30/32) y ponerse 6-3 en solo 26 minutos de duelo.

La tendencia no cambió el desarrollo del choque y el francés aprovechó los nervios en la primera final del australiano de 20 años, quebrándole en el inicio dominado hacia una clara victoria 6-2 tras una hora y cuatro minutos de match.

Así dejó el historial 2-1 (había perdido en Wimbledon 2014) a su favor y obtuvo el segundo título del año tras su victoria en Montpellier, además de sumar el 12° torneo de su carrera con un record de 12-12 en finales a sus 28 años en el torneo que repartió 439. 405 euros en premios.