Se trataron de dos jóvenes afroamericanos. Primero fue Michel Brown, de 18 años, quien murió tras los balazos de la policía local de su ciudad – San Luis, Missouri. El policía autor de los disparos, se justificó indicando que Michel era sospechoso por el robo de cigarrillos en la zona.

Los familiares de la víctima aseguran que no era una persona problemática y no era responsable del robo.

Así se desató nuevamente la polémica de la discriminación racial y el prejuicio hacia los afroamericanos. Y ahí llegó nuevamente la tragedia: en la protesta por la muerte de Michel Brown, murió  baleado por policías nuevamente en el estado norteamericano de Missouri, un joven negro que participaba de la protesta.

Los policías justifican nuevamente que este hombre también era sospechoso por el robo a una tienda.

Como resultado de estos hechos, Ferguson vive una ola de disturbios, protestas y saqueos.

También hay al menos dos personas resultaron heridas de bala y  31 arrestados.  Y al menos cuatro agentes de la policía resultaron lesionados.

Jessica Martinez