El General Argentino Javier Antonio Pérez Aquino, quien tiene vasta experiencia en temas de política internacional y conflicto armado, será el jefe de la misión de observación y verificación de la ONU en Colombia.

El General Pérez Aquino es licenciado en Estrategia y Organización, y especialista en Conducción y Gestión Estratégica. Ha completado varios cursos militares avanzados en Argentina y China y participó en un curso avanzado en política y planificación estratégica en Brasil.

Este alto oficial, quien también sirvió como observador militar en la Misión de Observación de las Naciones Unidas para Irak y Kuwait (UNIKOM) en 1993, será el responsable de acompañar el proceso de desarme de la guerrilla de las Farc en las zonas de concentración y de verificar el cese al fuego bilateral.

Según informó la ONU, el General Pérez Aquino tiene 35 años de experiencia militar y antes de su nombramiento como Jefe de Observadores en la Misión de las Naciones Unidas en Colombia, sirvió como Comandante de la Brigada de Monte XII en Argentina.

Asimismo, fue comandante de un regimiento de infantería paracaidista y sirvió como Director del Centro de Atención a las Emergencias Humanitarias en el Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de Argentina.

El martes, la ONU confirmó la llegada a Colombia de los primeros observadores de su misión para verificar el alto el fuego y anunció que un segundo grupo viajará al país a principios de julio.

La primera tanda, de 23 observadores, llegó a Bogotá esta semana después de que el pasado jueves los negociadores de paz del Gobierno colombiano y las Farc firmaran en La Habana un acuerdo sobre el «fin del conflicto».

Los expertos proceden de Argentina, Bolivia, El Salvador, Guatemala, México, Paraguay y Uruguay, según detalló un portavoz de Naciones Unidas Farhan Haq.
Estos observadores se sumaron a un grupo de unos 20 efectivos civiles que ya se encontraban en Colombia para preparar el establecimiento de la misión, explicó Haq.

Un nuevo grupo de observadores llegará a principios de julio y, con ello, la ONU estará en disposición de comenzar sus actividades de control y verificación tan pronto como se firme el acuerdo final de paz y el cese del fuego bilateral entre en vigor, dijo el portavoz.