General Electric Company, también conocida como GE, invertirá millones en Argentina, luego de que uno de los principales ejecutivos del holding mantuvo un encuentro con el Presidente Macri, en el cual le comunicó las intenciones del conglomerado de invertir u$s 10.000 millones durante la próxima década. John Rice, vicepresidente de la corporación con negocios en infraestructura; servicios financieros y medios de comunicación, le aseguró a Macri planes de co inversiones con empresas locales y extranjeras por u$s 10.000 millones hasta el 2026.

El proceso se llevará a cabo en cuatro etapas. La primera involucra u$s 1200 millones para la generación de energía térmica y el financiamiento de la compra de aviones por parte de Aerolíneas Argentinas. De este proceso, GE informó que siete plantas de generación eléctrica ya están en construcción y que también firmó acuerdos con YPF para levantar dos centrales térmicas, donde proveerá de tecnología de punta para la generación de energía eficiente. En este negocio, GE destinó u$s 900 millones para las siete plantas ya en ejecución, que aportarán cerca de 1 GW de energía al sistema nacional generando en el proceso más de 2500 empleos. En tanto, el acuerdo con YPF en provincias de Tucumán y Neuquén insume u$s 350 millones. En el caso de aviación comercial, desembolsó u$s 280 millones para la compra de cuatro aeronaves Airbus 330-200 y otros tres aviones Boeing 737-800, acompañando la incorporación de nueve aviones a la flota de Aerolíneas Argentinas.

El anuncio de la mega inversión, si bien ya venía madurando desde hace tiempo con las expectativas de cambio de gobierno y mejor clima de negocios, coronó luego de la participación de Rafael Santana en el Foro Argentina de Negocios e Inversión que se desarrolló la pasada semana en Buenos Aires. Anteriormente, cuando el presidente de Estados Unidos, Barak Obama, visitó la Argentina a fines de marzo, el presidente y CEO de GE, Jeff Immelt, ya había comprometido el apoyo de la multinacional a la Argentina con tecnología y las inversiones necesarias para generar más de 1,5 GW antes del próximo verano, lo que alcanzaría para proveer luz a 2,25 millones de hogares. Ese mes, Immelt estuvo en Buenos Aires para mantener un encuentro con Macri. «GE está listo para dar apoyo al gobierno nacional mediante la provisión de recursos y soluciones tecnológicas para responder al desafío energético que enfrenta actualmente el país, entregando la energía que necesita en el corto y largo plazo», afirmó en esa oportunidad.