Algo que dicta estrictamente el reglamento de Gran Hermano es que se prohíbe todo contacto con el exterior. Francisco Delgado habría violado esta regla poniéndose en contacto con sus amigos fuera de La Casa, según señaló Jorge Rial en su programa de las tardes de América.

Mediante un elaborado sistema, Francisco estaría al tanto de quiénes dentro de la casa lo nominaron. Antes de ingresar a la casa de GH 2015, el supuesto padre del hijo de Gisela Bernal habría arreglado con un grupo de amigos para que, mediante la utilización de  láseres  de colores (rojo y verde), le indiquen que participantes juegan en su contra.

Se pudo ver el funcionamiento de este complot orquestado por Delgado, aunque él no estuvo cerca para verlo. Mientras Mariano y Nicolás se encontraban afuera de la casa ejercitándose, notaron la luz de los láseres proveniente de un edificio cercano.

En Intrusos se indicó que, si bien se comprobó que se trata de un plan de Francisco, no están seguros que el mismo haya dado algún resultado. “El alcance del láser es de 100 metros”, apuntó Marcela Tauro, agregando el dato de que fueron adquiridos recientemente en el local de El Mago Sin dientes.

Francisco Delgado se encuentra nuevamente nominado, tras recibir la fulminante de parte de Romina. Es por ello que la producción no ha sancionado el complot del apodado participante número 15.

Existe un antecedente de un hecho similar: En la primera edición de Gran Hermano, una de las participantes (Tamara Paganini) recibió del exterior cartas que le lanzaban sus seguidores sobre el muro.