Tras la goleada sufrida en Mendoza por 4-0 ante River, el “Tomba” se recuperó y con un gran segundo tiempo venció a Rosario Central como visitante por 1-0, con un tanto de Rubén Ramírez. Los dos terminaron con diez por las expulsiones de Abreu (RC) y Jerez Silva (GC).

En un encuentro chato y sin grades emociones, Godoy Cruz se terminó llevando una victoria del “Gigante de Arroyito”, simplemente, porque sus delanteros tuvieron más certezas a la hora de definir en la red. Los de Miguel Ángel Russo dominaron en la primera etapa pero no supieron trasladarlo al marcador, mientras que los de Carlos Mayor encontraron su juego en el complemento y mediante un cabezazo del eterno Rubén “Tito” Ramírez se quedaron con los tres puntos.

Ambos tenían un punto en la previa de este choque: cayeron contra el River de Marcelo Gallardo sin atenuantes. El “Canalla” en el Monumental por 2-0, aunque pudo haber sido por más, mientras que los mendocinos, en casa, fueron goleados por 4-0. Lo que le sirvió a los técnicos como inflexión para ver las falencias del rival.

Los de Russo estuvieron mejor en la primera mitad, apretando la salida de la visita y recuperando pelotas en tres cuartos de cancha. El problema estuvo cerca del área de Moyano, donde Abreu y Neill no tuvieron peso. Godoy Cruz pocas veces se animó a cruzar la mitad del terreno y cada vez que lo hizo fue una aventura frustrada. Uno quería el otro ni lo intentaba. Para colmo Abreu vio la roja antes del descanso lo que anuló por completo la ofensiva del local.

En el complemento el desarrolló cambió. Mayor se dio cuenta que el “Tomba” necesitaba atacar para llevarse los tres puntos y mandó a la cancha a Juan Garro en lugar de Lucas Ceballos y funcionó, pese a que a los 40′ se quedó con diez por la expulsión de Jerez Silva. Godoy Cruz se hizo dueño del partido y lo plasmó en el resultado a los 26’ con un cabezazo de Rubén Ramírez, que transformó un centro sin peligro en el tanto de la victoria.

ARVE Error: no id set

Rosario Central intentó cambiar el curso del partido pero chocó contra la defensa mendocina, que como contrapartida del encuentro ante River, se mostró sólida y coherente a la hora de cuidar el arco de Moyano.

Triunfazo de Godoy Cruz que se vuelve a acomodar en el campeonato y el próximo fin de semana jugarán nuevamente fuera de casa, está vez, ante Gimnasia, en el Bosque. Para Rosario Central, una dura derrota de local que le corta el envión y no le permite hilvanar su segunda victoria al hilo. El sábado visitan al golpeado Defensa y Justicia.