El servicio de almacenamiento de fotografías de la compañía confundió a dos personas de piel negra con simios. La empresa se disculpó y comunicó que está trabajando en mejorar el algoritmo para que no suceda otra vez.

Ayer Twitter se conmocionó con la noticia de que Google Fotos catalogó como gorilas a una pareja de individuos de piel oscura. Miles de usuarios tildaron de racista a la compañía y reclamaron en búsqueda de explicaciones.

El arquitecto de redes sociales de la empresa,  Yonatan Zunger, fue quien dio la cara y respondió: «Esto no está bien en un 100%«. «Estaba arriba en mi lista de errores que no quería que ocurrieran jamás», agregó.

El profesional declaró que la firma además se encuentra trabajando en otros errores lingüísticos para que no se etiquete a la gente con términos que puedan afectarlos. A su vez recordó que el servicio permite a los usuarios modificar las clasificaciones del sistema.

Google Fotos es una aplicación gratuita de almacenamiento de imágenes en la nube. Cuenta con reconocimiento facial, el mismo que usa Facebook, para catalogar las fotografías y ordenarlas automáticamente.