El gigante tecnológico quiere incorporar a sus filas un mayor cantidad de empleadas mujeres con ascendencia latina. Para ello amplió las universidades de reclutamiento y puso en marcha un plan de cara al futuro.

Google quiere que su empresa esté compuesta por mano de obra más diversa. La inquietud surgió por parte de la compañía después de haber analizado el informe de la planilla laboral del año pasado, según lo comunicó en su blog oficial.

Para cambiar la situación amplió su área de búsqueda de profesionales en las universidades de Estados Unidos. A partir de ahora incluirá casas de estudios que tienen mayor cantidad de alumnado femenino y con herencia de América Latina.

Por otra parte comenzó a implementar un proyecto para que las niñas se acerquen a la tecnología. De esta forma busca que las pequeñas se dirijan hacia estudios relacionados con la materia cuando planeen su carrera profesional.