Miles de manifestantes asistieron a las calles este 11 de septiembre en Barcelona, marchando a favor de la consulta soberanista convocada para el 9 de noviembre, además de estar conmemorando su día Nacional, formando una gran V con los colores de la bandera catalana a lo largo de once kilómetros de la avenida Diagonal y la Gran Vía de la Ciudad Condal.

De acuerdo a la agencia Efe, La Delegación del Gobierno en Cataluña ha estimado la cifra entre 470.000 y 520.000 personas manifestantes en la denominada «Vía Catalana», cifra que la Guardia Urbana ha elevado a 1,8 millones, lo que ha llevado a los organizadores de la protesta, la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Ómnium Cultural, a calificar la como «la manifestación más concurrida de Europa».

Aunque el gobierno español insiste en la ilegalidad de la consulta según las leyes y la Constitución, el nacionalista presidente de la Generalidad de Cataluña Artur Mas, no da un paso atrás, según Mas, los catalanes «no quieren imponer una decisión, quieren ser escuchados, quieren hablar, quieren votar y quieren llegar a buenos acuerdos para todo el mundo».

El pasado 22 de agosto de 2014, el Consejo de Garantías Estatutarias de Cataluña avaló la legalidad de la Ley de consultas por 5 votos a favor y 4 en contra, en ese sentido el próximo 9 de noviembre se realizará la consulta y tendría una pregunta con dos apartados: «¿Quiere que Cataluña se convierta en un Estado? Sí o no «y, en caso de respuesta afirmativa,» ¿Quiere que ese Estado sea independiente? Sí o no”. El presidente de Cataluña, subrayó que la pregunta era «inclusiva, clara y amplísimamente mayoritaria».

Andrea Imbachi