La ex panelista no quiere saber nada con volver a ser botinera. Según expresó, ahora apunta a conseguir un político.

En los últimos días, se especuló con un romance entre Amalia Granata y el economista Martín Redrado, actual ex pareja de Luciana Salazar. La futura periodista desmintió el idilio en repetidas oportunidades, pero no ocultó su gusto por los políticos. “Obvio, que saldría con uno”, afirmó esta tarde en El Diario de Mariana ( El Trece)

Si bien Granata descartó cualquier chance de relación con Redrado –con quien rompió todo tipo de contacto, aseguró-, la ex de  “El Ogro” Fabbiani dio a entender que su gusto por los políticos parte de su gusto por las largas charlas. Un placer del que no puede disfrutar con un futbolista, según confesó.

“Son muy chiquitos, muy pendejos. No me hallo… Con Cristian  (Fabbiani, padre de su hija Uma) me pasaba que, prácticamente, no teníamos conversación”, aseguró, indicando que los deportistas tienen poco intelecto.

Granata tiene experiencia con políticos. En el 2006, la ex panelista fue pareja del político chileno Marcelo Díaz Díaz, quien actualmente se desempeña como embajador en nuestro país. “Me dejó por su imagen, que es lo peor. Lo perjudicaba en su imagen política y en su carrera”, comentó Amalia.

Por el momento, Amalia Granata se encuentra soltera y sueña con volver a formar una familia. Todo un anhelo que deberá respetar quien pretenda una relación.