El presidente de Nuevo Encuentro, Martín Sabbatella, fue denunciado por el Gobierno nacional por supuesto fraude a la administración y malversación de fondos públicos, en al menos 10 millones de pesos, cuando era titular de la AFSCA. La denuncia la hizo el Ente Nacional de Comunicaciones que dirige Miguel de Godoy. El organismo descubrió «irregularidades en los subsidios que debían salir a concurso para proyectos de medios de comunicación comunitarios pero fueron otorgados a dedo a asociaciones civiles».

La causa recayó por sorteo en el juzgado federal 9, de Luis Rodríguez. Los denunciantes aseguraron que «una de esas asociaciones, en la región de Cuyo, destinó más de tres millones de pesos, entre otras cosas, a un curso que se tituló ‘¿Qué significa para nosotros representar el kirchnerismo?'».

La denuncia penal se basa en una auditoría que hizo la Sindicatura General de la Nación (SIGEN) sobre el manejo de los subsidios de los Fondos de Fomento Concursables para Medios de Comunicación Audiovisual (FONACOM) durante 2014 y 2015.

«Allí había de todo: desde facturas por 42 mil pesos por prestación de servicios de un empleado de AFSCA al mismo AFSCA, facturas de almuerzos por 6 mil y más pesos, y facturas de viajes en ómnibus», agregaron.

Además de Sabbatella también denunciaron a Andrea Conde, que ocupaba la Dirección de Proyectos Especiales de la AFSCA y fue candidata a legisladora porteña por el Nuevo Encuentro en las últimas elecciones.