Cuando apenas se habían disputado 15 minutos de juego entre Zenit vs Sevilla, Nicolás Pareja saltó a cabecear frente a su rival y no pudo mantener la estabilidad en el aire, por lo que cayó con todo el peso de su cuerpo sobre la pierna izquierda. Desde un principio se temió lo peor, ya que los gestos de dolor del futbolista permitían divisar la gravedad de la lesión.

De inmediato, el central quedó tendido sobre el césped,  pidió la asistencia médica y tuvo que ser retirado en camilla, con lágrimas en sus ojos. Finalmente, tras realizarse los estudios pertinentes, se confirmó la rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha, que lo dejará al margen de las canchas, al menos, por un semestre. Además, el ex Argentinos Juniors, sufrió un esguince de grado 2 en el ligamento lateral externo.

La lesión terminó opacando la clasificación lograda por los españoles, en el cotejo disputado en Rusia, por la vuelta de los cuartos de final de la Europa League. Resulta una baja significativa para el técnico del conjunto sevillista, Unai Emery, que lo consideraba una pieza clave en la estructura defensiva, por lo que deberá encontrar un reemplazante de la jerarquía internacional de Pareja.

El zaguero de 31 años estaba siendo observado por Gerardo Martino, técnico de la selección Argentina, de cara a la Copa América que se disputará en Chile a partir de junio, aunque la desgracia, lo dejará desafectado de la convocatoria.

7