El nuevo museo en Weinberg, Kassel ha sido diseñado para presentar la obra de los hermanos Grimm. Éste traduce las características históricas y topográficas del parque que lo rodea a un espacio abierto continuo e invita a los visitantes a explorar las exposiciones a su propio ritmo.

El Museo de los Hermanos Grimm, Grimmwelt Kassel, se encuentra en un pintoresco parque en la ladera de una zona llamada Weinberg cerca del centro de la ciudad de Kassel, donde se integra al paisaje suavemente ondulado. Escalones de piedra antiguas, fragmentos de paredes, pérgolas, terrazas plantadas y una exuberante vegetación contribuyen a la atmósfera especial del parque.

El nuevo museo continúa la topografía de los alrededores en un techo habitable y por lo tanto proporciona al parque una escalera abierta que conduce a una terraza con una vista a través de Kassel.

Este diseño conduce a un arreglo interior de dos niveles. El espacio con gradas se organiza alrededor de una sala introductoria central presentando los diversos temas clave de la exposición en un diálogo fascinante. Los visitantes experimentan un lugar con un ambiente diverso y uno que se centra en la lingüística alemana, así como la colección de cuentos de hadas de los Grimm.

El hall de entrada con una mesa de recepción, tienda y zona de espera es un espacio largo que se extiende por toda la profundidad del edificio. Terminando en un café ligero con un panorama del Kassel de Karlsaue y la parte sur de la ciudad.

La estructura de hormigón armado tiene una piel exterior de piedra natural, Gauinger Travertin, de color claro más o menos dividida en cursos de variada altura.

La elección del material es una reminiscencia de la antigua Henschel Haus, que fue destruida por un ataque aéreo en 1945 y se encontraba donde el nuevo museo se ubica actualmente. Además, la elección del material refleja las propiedades de la piedra caliza local encontrada en la colina existente, la cual fue una viña en otro tiempo.