Este talentoso artista suizo que nos abandonó este año a los 74 años gestó un mundo inigualable por lo macabro y surrealista mezclando cuerpos humanos con máquinas a los que el definió como «biomecanoides», basándose en sus propias obras pictóricas este escultor y artista gráfico llamó la atención del propio Dalí quien en 1973 lo recomendó a Alejandro Jodorowsky para su proyecto «Dune». Pero su reconocimiento mundial llegaría en 1978 junto a Ridley Scott por su gran trabajo en «Alien» ideando a la criatura y gran parte de los escenarios tan recordados.

Participo luego en los diseños de Alien 3 (1992) de David Fincher, en Species (1995) y en Prometheus (2012) nuevamente acompañando a Scott en esta precuela de Alien.

Se puede apreciar su obra en su museo de Suiza junto a trabajos de Dalí y su colección privada de arte.

Nacho Marañon

ARVE Error: no id set