Una disposición del Ministerio de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad advirtió que será infracción tenerlos en las veredas debido a que las empresas recolectoras retirarán solo los residuos de los vertedores de plásticos.  Se solicita a los vecinos que retiren los canastos particulares «en un plazo de 30 días».

El Ministerio de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad dispuso que los vecinos que tengan en sus veredas cestos de hierro destinados a basura, deberán quitarlos ya que las empresas recolectoras comenzarán a retirar sólo los residuos colocados en los contenedores de plástico.

El Gobierno «pretende que todos sean retirados y, desde este mes, los recipientes comenzaron a recibir advertencias de infracción. Se trata, específicamente, de una carta firmada por el Ministerio de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad y de un aviso en cartón de color rojo de «advertencia de infracción» que se coloca en el canasto».

La norma establece mediante la resolución 251 de 2013,  que «los contenedores de la cuadra son el único recipiente reglamentario para la disposición de residuos sólidos urbanos».

La disposición, solicita a los vecinos que retiren los canastos particulares «en un plazo de 30 días» desde que recibieron la notificación. De lo contrario, el recipiente será removido por el Gobierno de la Ciudad al considerar que  «constituyen un dispositivo de ocupación ilegal del espacio público», según expresa la medida.