El asesinato ocurrió durante una fiesta en Mataderos, donde los dos involucrados habían concurrido. Tras una discusión, el hincha del “Fortín” sacó un revolver y con dos disparos terminó con la vida del simpatizante del “Torito”. El agresor se dio a la fuga y está prófugo.

La violencia en el fútbol argentino suma otra víctima más. En esta oportunidad, el hecho delictivo no se produjo durante un espectáculo deportivo ni dentro de las instalaciones de ninguna institución, pero el asesinato de Sergio «Gamuza» Vera (barra de Nueva Chicago) a manos de  Agustín «Loquillo» Brito (integrante de la facción oficial de Vélez) se enmarca en la locura y proceder de las mafias del fútbol doméstico.

El hecho ocurrió en el Barrio de Mataderos mientras se desarrollaba una fiesta en la que los involucrados habían sido invitados. Durante la ceremonia, una discusión acalorada entre ambos derivo en que Vera mostrara un cuchillo y Brito respondiera enfundando su arma y le disparara en dos oportunidades en el pecho. El barra de Nueva Chicago cayó muerto al instante, al tiempo que el de Vélez emprendió la rápida huida. El del Fortín aún sigue prófugo y es intensamente buscado por la Policía Federal, que intervino en el operativo posterior mediante la comisaría 48.