Los hinchas de Racing no sólo asistieron a las instalaciones del club para ver la posibilidad de ser campeones, además debían votar en las urnas para elegir el apellido que lo dirigirá institucionalmente los próximos tres años.

Sin ningún tipo de sorpresas, Víctor Blanco, fue reelegido como presidente la entidad más antigua de Avellaneda. Esté mandatario festejo por diversos motivos: ganando el título y imponiéndose en un triunfo electoral.

«Es una doble satisfacción. Esto igual es lo más importante, más que la Primera… Los directivos que quedamos llegamos hasta este momento maravilloso. Trabajamos, dejamos egos personales de lado. No hicimos política hasta octubre. La línea será la misma, ampliando a otras agrupaciones y a profundizar esto», expresó Blanco acerca de su gestión.

Casi 10 mil socios se acercaron para producir la votación, a las 21:45 horas, se conocieron los resultados finales. Con un total de 9.849 participante, Blanco se impuso con 5.009 unidades. Atrás, Cúneo Libarona con 3.441, Podestá con 1.251 y Lalín con 112.

Por otro lado, el candidato opositor Mariano Cúneo Libarona reconoció la derrota y se puso a disposición del oficialismo. «Se puede decir que ganamos la elección», sostuvo Blanco, acompañado por Cúneo Libarona, cuando aún faltaban diez mesas de las más de 40 por escrutar. «Quiero felicitar a Víctor, que logró hacer una gran elección y estoy a disposición para hacer lo necesario para el bienestar de Racing y para lo que estime pertinente», comentó Libarona acompañando al ganador.