La instalación de sistemas de hidroponía muestra un nuevo horizonte para las huertas que llevan adelante las escuelas de la Ciudad de Buenos Aires. Es un método innovador, eficiente y sustentable de producir alimentos en ámbitos urbanos, una técnica utilizada para cultivar plantas usando soluciones minerales en vez de suelo agrícola.

El desarrollo de huertas hidropónicas en las escuelas se enmarca en el proyecto Huertas Escolares que lleva adelante el Programa Escuelas Verdes del Ministerio de Educación porteño, que promueve la implementación de la huerta como recurso didáctico para la enseñanza y la investigación.

Gracias al proyecto de hidroponía, los chicos conocen de dónde vienen los alimentos que comen en sus hogares, aprenden a cuidar los cultivos y a seleccionar nutrientes
En el invernadero los alumnos siembran los cultivos que se cosecharán en el momento indicado y realizan distintas actividades pedagógicas con la huerta.

La huerta escolar orgánica incentiva la sensibilidad e interés por los problemas ambientales y contribuye a desarrollar los valores, aptitudes y conocimientos.

Gracias al proyecto de hidroponía, los chicos conocen de dónde vienen los alimentos que comen en sus hogares, aprenden a cuidar los cultivos y a seleccionar nutrientes, que se agregan en una solución rica en minerales, y así pueden abordar distintos contenidos pedagógicos, a través de la experiencia y el contacto con las plantas.