En el “San Paolo”, el argentino abrió la cuenta y asistió a Callejón para el 2-0 de los napolitanos sobre los capitalinos. El elenco de Rafa Benítez acortó la diferencia con la cima a cuatro y en la próxima visita al Inter, mientras que Francesco Totti y compañía aún no se recuperaron del golpe del Bayern por la Champions.

Napoli hizo fácil lo difícil. En casa, bajó a la Roma puntera del campeonato y se metió de llenó en la conversación por el título. Los de Rafa Benítez dominaron a placer a los capitalinos y el 2-0 final le terminó quedando decoroso a un partido que fue claramente favorable para los napolitanos.

Gonzalo Higuaín, de tijera, abrió el marcador en la primera parte. Napoli tuvo varias ocasiones para ampliar el marcador antes del descanso, pero Hamsik e Insigne fallaron ante De Sanctis. En el complemento, Roma atinó a ir en busca del empate y se desprotegió en el fondo y lo pagó en una contra letal que Callejón culminó tras una asistencia de Higuaín.

En el local, Mariano Andujar estuvo en el banco, mientras que en la visita, Juan Manuel Iturbe ingresó en la segunda mitad y Leandro Paredes no tuvo minutos en cancha.

Con este triunfo Napoli sumó 18 puntos quedó a cuatro de la cima compartida por  Roma y Juventus, ambos con 22 unidades. Más tarde, el equipo de Carlos Tevez visitará al Empoli y si gana quedará solo en lo más alto.