Hillary y Trump se enfrentaron en otro debate muy picante

Los candidatos a la presidencia de los Estados Unidos se presentaron al segundo debate transmitido por televisión nacional de cara a las elecciones de noviembre. Esta vez, hubo más descalificaciones y graves acusaciones mutuas que dominaron la primera parte del enfrentamiento.

Hillary Clinton y Donald Trump volvieron a verse frente a frente este domingo por la noche, en el segundo de los tres debates presidenciales pactados antes de las elecciones.

Luego del escándalo del día viernes, donde el candidato republicano quedó expuesto en una conversación “detrás de escena” que tuvo en 2005 con un periodista de la NBC donde explicó cómo intentó seducir a una mujer y usó todo tipo de caracterizaciones machistas, el debate tuvo como eje las descalificaciones por parte de ambos.

Ya desde un primer momento, los periodistas encargados de realizar las preguntas comenzaron con este tema que afecta la imagen del multimillonario. Trump, se defendió afirmando que fue una “conversación de vestuario entre dos hombres” y que “ya se disculpó” puesto que “se siente avergonzado”.

Además, buscó llevar la discusión hacia otro lado, afirmando que hay cosas “más graves” que los dichos en 2005, como por ejemplo el conflicto con ISIS. Por último, avanzó y acusó al marido de su rival: «Si miras a Bill Clinton, lo suyo es mucho peor. Lo mío son palabras y lo de él fueron acciones».

Hillary no se quedó atrás y también se subió al tren de las descalificaciones: ese video “muestra exactamente cómo es Donald Trump. Un hombre que divide, que persigue, que abusa, que miente» comenzó. Luego remató: “Él no debería ser presidente”, ya que «Estados Unidos no es como él».

Durante los primeros 30 minutos, unos y otros continuaron embarrando el debate en un sinfín de desacreditaciones. El magnate acusó a Hillary por los emails, y avisó que, de ganar las elecciones, conformará una investigación para condenarla a prisión.

«Si gano, voy a dar instrucciones a mi Secretario de Justicia para que nombre un fiscal especial para que investigue tu situación, porque nunca ha habido tanta mentira y tantas cosas ocultas» aseveró Trump.

Recién en la segunda media hora se comenzaron a tratar temas de estado, como el conflicto con ISIS, la guerra de Siria, los planes de salud (Obamacare) y el tema de las inmigraciones.

Finalmente, luego de mucho enfrentamiento, la última pregunta hecha por el público alivió un poco las tensiones: ¿Qué característica positiva ven en su rival? Clinton destacó a los hijos de Trump, mientras que el republicano la admiró como guerrera y defensora de los ideales que sostiene, pese a estar en desacuerdo en todo lo que dice.

Según la encuesta de CNN, Hillary volvió a ganar el debate con un 57% sobre un 37% para Trump. El 19 de octubre será el siguiente y último debate presidencial, en la universidad de Nevada, Las Vegas.

El debate completo: